jueves, 15 de septiembre de 2011

Lectores de La Maldición 2

La primera, no podía ser de otra forma, que se hizo con un ejemplar de la reedición de La Maldición, fue, por supuesto, mi madre.
Publicar un comentario