sábado, 13 de diciembre de 2008

Asociación cultural Myrtos y Crepusculario

Alexis R., poeta y presidente de la Asociación Cultural Myrtos, comenta en la bitácora de la asociación mi último poemario, Crepusculario, que os invito a leer- y comentar- en el enlace de la Asociación, AQUÍ.

Este es el texto:



“Crepusculario” es un libro de poemas que me atrevería a colocar en la corriente de la llamada “poesía de la experiencia” con la salvedad que diré más adelante. El libro, a mi juicio, trata de la experiencia vital, del dolor de lo cotidiano que abarca nuestro interior y nuestro entorno.
El libro se estructura en cuatro movimientos: “Escenario”, “Crepusculario”, “Albolario” y “Telón”.
En el primer texto de libro ya nos advierte el poeta: “no entres”, pero si te decides a recorrer sus poemas debes saber que te encontrarás con las palabras que “…serían / piedras arrojadas al agua” y que es [su segundo poema] “camino con espíritus errantes / alegrías adversas / amores súbitos / amores dolientes /”, y también “un libro de fotografías /… / presa la vida / prisionera / de recuerdos /”
A lo largo del conjunto de los poemas que componen “Crepusculario” leemos fachadas derruidas [poema con raíces románticas], memorias amargas de la violencia, una pila que todavía sugiere el aroma al jabón, el huerto, el arriate, el vertedero, el dolor al nacer el amor... Diríamos: memorias de un mundo ido, pero presente como la vida misma.
Como dice el propio poeta, este libro es “un acto de catarsis”.
El fin íntimo del verso, de estos poemas es fijar la realidad en la esencia del mirar común, utopía del sueño, del amor, de la palabra que ya fue ofrecimiento, deseo, mirada…


_______________ Alexis R.

3 comentarios:

Massimo dijo...

Dear Francisco Javier Illán Vivas,

Pido disculpas por el comentario de que no cubre el tema. Recibió el e-mail que envié ayer?

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Estimado Massimo:

he estado una semana sin abrir el correo, y tenía cientos de correo basura, posiblemente lo haya recibido, pero he borrado tantos que temo también haberlo hecho con el suyo.

Si me lo vuelve a enviar, se lo agradeceré.

Saludos.

Massimo dijo...

He regresado ahora el e-mail. Déjame saber si ha recibido, gracias.