viernes, 17 de octubre de 2008

Hablando de libros con Santiago Carabias de Santos


Santiago Carabias de Santos nació en Segovia hace aproximadamente varios años. Desde su infancia mostró gran interés por diferentes disciplinas que iría abandonando una a una, para centrarse en otras igual de efímeras, pero todavía más inútiles. Su última aportación al mundo de la cultura ha sido “Crimen en el barrio”, una novela con unas manchas de sangre en la portada, que resultan ser gotas de tomate de una conocida marca blanca.
¿Cómo una marca blanca puede dejar manchas rojas?
Si alguna vez te has hecho esta pregunta, pide hora para el médico. A estas alturas ya sabrás que lo tuyo no se cura; pero ve al médico, que de algo tienen que vivir, y cómprate “Crimen en el barrio” para la sala de espera, anda majete.
Por si fuera poco, Santiago se entretiene gritando absurdeces por toda la geografía española con
La Belcho Band .
Como podéis imaginar, su familia trató de ocultar a éste individuo, pero Santiago, como
Slot, ese tío guapo que sale en los Goonies, rompió sus cadenas y mostró su verdadera cara al mundo.
Ya podía haberse quedado en casa el tío.
------------------------------------------------
P.- Mi primera pregunta no puede ser otra ¿qué es Crimen en el barrio? ¿Humor? ¿Misterio? ¿…?
Humor, humor. El misterio apareció de repente, casi sin darme cuenta.


P.- ¿Es realmente tan duro darse cuenta de que puedes dejar sobre la barriga el mando de la televisión?
Paco, no sé por qué quieres meter el dedo en la llaga, macho.


P.- Los personajes de Crimen del Barrio parecen muy cercanos, nos los podemos encontrar en cualquier calle de cualquier ciudad de este país nuestro.
Si eso es cierto, no vuelvo a salir de casa.


P.- Pero transcurre en Segovia.
Sí, Segovia, ahora mismo, es el centro del universo.
Igual desde otros sitios no se aprecia, pero es cierto. En serio.
Si no te lo crees, coge un globo terráqueo, sácale del soporte e intenta mantenerlo en equilibrio con un dedo, que previamente habrás colocado en Segovia.
¿Ya?
Como habrás podido comprobar, Segovia es lo que mantiene en equilibrio al mundo. Es una labor callada, anónima, pero clave para entender el funcionamiento del planeta.
Siento haberte hecho joder el globo terráqueo para esta chorrada.


P.- ¿Podré encontrar en Segovia el quiosco o la churrería de su novela?
Cuando vengas a presentar aquí “La Cólera de Nébulos”, te hago una visita guiada.


P.- El Churrero, El Quiosquero, Los Habituales, El Narrador… ¿Por qué los apodos y no los nombres?
La verdad es que no lo sé. Al principio me hizo gracia que dos personajes se llamasen “El Habitual 1” y “El Habitual 2”; luego seguí con la tontería y ya no puede parar de hacerme el gracioso. Lo siento.


P.- ¿Cree posible que una coliflor sustituya a un cerebro humano?
¿Qué insinúas?
Paco no me jodas, Paco…


P.- Dígame, si puede hacerlo, ¿qué es un monstruo soplador?
Es una amenaza invisible, un terror sin nombre, una maldad antigua que esconde algo en su interior; algo que no le pertenece y que, por el sitio donde lo esconde, le hace unas veces resoplar, y otras suspirar…
Es algo parecido a un
Grzahcorm, pero con una cosa dentro del ojete.


P.- No puedo quedarme sin preguntarle dónde se encuentra el nido de huevos de tortuga.
¿Qué huevos de tortugas?
Paco, en serio, ¿te encuentras bien?


P.- Creo que quien haya leído la entrevista, se hará ya una idea del humor que caracteriza su primera novela. ¿Qué sensaciones tenía el autor mientras la escribía?
Pérdida de tiempo; sensación de ser diferente a los demás, pero para mal; y hambre. Debo tener una solitaria como una anaconda de ocho metros.


P.- ¿Qué hay de Santiago en el personaje de El Narrador?
Nada en absoluto. El Narrador es un desgraciado que se encuentra metido en un berenjenal muy cojonudo por meter las narices donde no le llaman, y yo soy un triunfador, delgado, discreto, elegante…
Sí, vale, El Narrador soy yo, qué pasa.


P.- Por cierto, dígame, ¿dónde puede conseguirse?
Trátame de tú hombre Paco, que soy un jovenzuelo.
En Segovia está en las librerías “Antares”, “Punto y Línea”, “Entre Libros”, “Diagonal”, “Silver”, “El Buscón”, “Spía Libros”, y en los bares “Clandestino” y “El Bohemio”.
En Madrid está en “Librería Castellana” (Pº Castellana 45)
En Zamora está en “Librería Semuret” (C/ Ramos Carrión 21)
En Granada en “Libros Babel” (C/ San Juan de Dios 20)
También te lo mandamos a casa (¡Gastos de envío gratis!). Encargándolo en mi blog:
Crimen en el barrio.


P.- Una última pregunta, habitual en esta sección, que se llama
Hablando de libros. ¿Cómo ve Santiago el futuro del libro?
El futuro está asegurado. A la gente le encanta tener un montón de libros. Queda genial tener una foto delante de una estantería repleta.
A ver cómo te las apañas para hacerte la misma foto, pero delante de
ebooks. Imposible.
Otra cosa es que la gente los lea, pero eso es lo de menos.

Muchas gracias.
Publicar un comentario