jueves, 20 de julio de 2017

miércoles, 19 de julio de 2017

Botas colgando

Cuaderno de bitácora. Fecha estelar 305453.8812785388





Parece que todo el mundo sabe lo que significan esas botas colgando de los cables. Sobre todo los interesados en encontrarlas. Para ellos es como el anuncio de los grandes almacenes, de una panadería, de una verdulería, de una farmacia, de una drogería, en fin...

Y también la policía.

¿No os parece curioso que no pase nada?

martes, 18 de julio de 2017

La muerte de los arenales de San Pedro del Pinatar

Cuaderno de bitácora. Fecha estelar de 305456.62100456614






Los arenales y las dunas de San Pedro del Pinatar no pueden soportar el castigo a que le someten los veraneantes, y no veraneantes, durante los meses de junio, julio, agosto y parte de septiembre.

Nudistas meditos entre las dunas, reuniones nocturnas de cruising, acampadas ilegales, bicicletas rotulando hasta el último palmo de arena...

¿Dónde están los encargados de guardar un lugar protegido?

lunes, 17 de julio de 2017

Los humanos no tenemos solución

Cuaderno de bitácora. Fecha estelar de 305459.3607305935

Regresando de un largo viaje por el mar, me ha dejado muchos día sin habla cómo actuamos los humanos.

He visto arrojar al mar, desde la borda de un barco, botellas, colillas, bolsas de plástico, todo lo imaginable. Y lo hacían seres humanos, que se supone estaban disfrutando del viaje, de la naturaleza, del mar.

No, no tenemos solución.

domingo, 16 de julio de 2017

Regresaron los caniches a casa

Cuaderno de bitácora. Fecha estelar de 305463.0136986302


Ya esta casa vuelve a la normalidad. Con Blanca, Iris y Elvis en ella, todo vuelve a la maravillosa normalidad.

Hogar, dulce hogar.

sábado, 15 de julio de 2017

1788 internautas únicos leen la noticia sobre la calle que lleva el nombre de un asesino confeso

Cuaderno de bitácora. Fecha estelar de 305465.75342465757


Ayer, sin ir más lejos, publiqué en este Cuaderno de bitácora, una entrada lo más aséptica que pude, sin citar nombres, pero con una fotografía donde se me veía junto a mi hermano asesinado, Manuel Leal Manzanera.


No cité el nombre del asesino confeso, ni el de la calle que lleva el nombre de ese asesino confeso, aunque en las redes sociales pronto se ha reproducido el nombre del "tío ese".

Sorprendentemente observo que 1.788 personas han entrado para leer la noticia.

Espero que el Ayuntamiento de Molina de Segura tome nota, no me gustaría verme en la necesidad de elevar una petición de recogida de firmas, tanto físicamente como en change.org u otras plataformas semejantes.

¿No has visto la entrada original? Pincha AQUÍ.

viernes, 14 de julio de 2017

Una calle que conserva el nombre de un asesino confeso

Cuaderno de bitácora. Fecha estelar de 305468.4931506849

¿Cómo es posible que en Molina de Segura y más concretamente en la Ribera de Molina aún exista una calle con el nombre de un asesino confeso?
Qué espera para arrancar esa placa y, sí es posible, poner otra con la del nombre del asesinado.

Para que siempre se recuerde.

miércoles, 12 de julio de 2017