viernes, 7 de diciembre de 2012

A la luz de tus pupilas

Detrás de la luz
de tus pupilas
llegaron las palabras
sin horizonte,
de lejanas
sin fronteras,
de cercanas
sin límite,
con fuerza
desde el confín de tu ser
brotaron fragantes
como fragmentos
de miradas
¿inconscientes?
Querían ser instantáneas,
sin acusar
reprochando
que en la poesía
me escondía tras las palabras
acurrucando sentimientos
en cada verso,
entre las estrofas
dejando atrás
lo que me faltaba.
Cada poema es
esa instantánea
de quien soy
e cuanto siento
como brota del alma
descuidada,
desarreglada,
del foso
en donde vivo.
Creciendo como espuma
soy, en ese instante,
lo que escribo
sin cerrar los ojos
sin sombras
a la luz
de tus pupilas.

Francisco Javier Illán Vivas
Crespusculario

1 comentario:

paco kali dijo...

Ser lo que uno escribe al amparo
de la luz de una pupilas.
Es cuanto menos una pretensión
de profundidad tal que da hasta
vértigo.
Bonita poesía, y muy pretenciosa.
Un abrazo.