viernes, 7 de enero de 2011

Plenitud


Nada entrando en nada
te ofrecí en las páginas vacías
pero salgo de la oscura morada
con determinación estremecida,
es cierto, sabiendo al
amor derramado fugazmente
en tu cuerpo de primavera.

En un mundo roto y desgarrado,
en tu plenitud erótica,
tienes el don de estimular
la belleza,
aún con breves trazos
inspirar la naturaleza íntima
del poeta.

Francisco Javier Illán Vivas
De mi libro "Dulce amargor"
PD: La imagen me llegó en un correo
Publicar un comentario