viernes, 19 de noviembre de 2010

Tu risa


Leve, rápida
como la niebla alborada,
como aire de junio,
como despertar
entre besos nevados,
así es tu risa:
limpia,
blanca y viajera,
dulce,
alegre y liviana.
Son las doce de una noche
lluviosa, octubrada
sabadosmente
y mis labios
echan de menos
tu risa nacarada.


Francisco Javier Illán Vivas
de mi libro "Dulce amargor".



Publicar un comentario