jueves, 14 de octubre de 2010

Para un padre




No hay licencia poética,

ni gesto que pase por disimulado,

ni paso que vadearlo permita,

ni una solución única.

Este dolor no lo arrastra la lluvia

su voz ya no suena ni a despedida

No pienses en el futuro, llega demasiado aprisa.

Publicar un comentario