viernes, 7 de mayo de 2010

Hablando de libros con Abella Samitier


Abella Samitier, Zaragoza, 4 de diciembre de 1980. Los libros y las letras acompañaron sus días, desde sus primeros tiempos escolares. En 1998 comenzó sus estudios de Ciencias Políticas y de la Administración en la Universidad de Santiago de Compostela. Terminada la carrera volvió a su ciudad, Zaragoza.

La entrevistamos por su primera novela, “Complejo de Herodes”.

--------------------------------------------------------------------------


Pregunta.- Tal vez lo que primero pueda sorprender a los lectores, es el personaje central de tu novela: María Callas. Y la sorpresa puede ser doble, por el gusto de la autora y por el de Darío.
Respuesta.- Cuando comencé a plantear la novela, busqué “algo” que representara la Belleza con mayúscula, algo que fuera reconocible por todos... y no encontré mejor figura histórica que Maria Callas, una mujer bellísima dentro y fuera de los escenarios.


P.- Y, además, para tu primera novela has buscado un complejo que no sé si será muy conocido por el público en general: el complejo de Herodes.
R.- La verdad que es un término que creí inventar, y que luego descubrí que ya existía (no se puede reinventar la rueda...) Habla sobre la aversión que a muchos nos puede causar todo lo relacionado con el mundo infantil. Sé que es algo políticamente incorrecto, pero ahí está...


P.- Darío Lahoz Solórzano, Elena Secastilla, Rubén Encinacorba... Abella Samitier no se ha sometido a las modas de nombres extravagantes o anglosajones.
R.- Solórzano es un municipio de Cantabria, y Secantilla y Encinacorba son aragonés... Acudí a la geografía española para ir nombrando a mis personajes.


P.- En la trama hay momentos en que parece repetirse la historia que vivieron Elena y Darío en su hija Elisa que, como aquella, necesitaba despegarse de lo que le parecía un claustro, la casa materna.
R.- Sí, Elisa, sin haber llegado a conocer a su padre, repite todos y cada uno de los pasos que él dio en vida. Pero es algo que ella no sabrá hasta el final de la novela.


P.- Una historia de amores, y desamores, de esperanzas y de ilusiones perdidas, de desencuentros, de dramas, pero me parece que, sobre todo, el trío inicial formado por Darío, Elena y Rubén, de supervivientes.
R.- Son tres personalidades muy fuertes que se dan cita en la novela y que, como bien dices, luchan por sobrevivir en sus distintas circunstancias: Darío, debiéndose al Arte; Elena, a su familia y Rubén a su madre viuda.


P.- María Callas, es decir, la ópera y la poesía, gustos totalmente fuera de tiempo los de Darío.
R.- Pues eso es lo que suele pensarse, pero a mí me encanta ver cómo cada vez que viene una compañía de ópera a mi ciudad, Zaragoza, las entradas se agotan en un abrir y cerrar de ojos. Quizás no son gustos demasiado extendidos, pero siguen estando ahí. La Belleza y el buen Arte no caducan.


P.- En tu debut como novelista supongo que has recorrido un largo trayecto hasta ver el libro editado.
R.- Sí, un amargo trayecto, con más negativas de las que nunca pensé que lograra llegar a ver juntas. Pero de todo se aprende, y de esto he aprendido que es escritor quien escribe, no quien publica. Y que hay mucha gente que publica, que no debería ser tan osada como para autoproclamarse escritor.


P.- Un libro que no está en los círculos tradicionales de distribución. Y que se presenta tanto como libro impreso como libro electrónico.
R.- Es la tecnología llegada al mundo de la cultura. Estoy convencida de que el libro electrónico terminará conviviendo codo con codo con los tradicionales de papel, y que esto hará que se democratice el mundo de la literatura. Es decir, ya no habrá que gustar a un editor, sino que cualquiera podrá dar a leer de forma cómoda y práctica sus escritos.


P.- Desde hace pocas fechas estás colaborando con la revista Granite & Rainbow.
R.- Es un proyecto nuevo e ilusionante, en el que se nos ha juntado a un grupo de escritores para que, de forma mensual, y aportando cada uno de nosotros un granito de arena, podamos publicar una revista literaria. Tengo una sección que habla de la relación entre la música y la literatura, uno de mis temas favoritos.


P.- Me gustaría que nos contases ahora cómo es tu forma creativa. ¿Cuánto tiempo dedicas escribir cada día?
R.- Pues últimamente apenas puedo sentarme a escribir (el mercado de trabajo manda), pero cuando encuentro un ratito para mí me gusta ponerme con el ordenador una hora más o menos antes de dormir. Es la forma idónea para que el cerebro vaya formulando nuevas historias por la noche.


P.- ¿Dónde escribes?
R.- Sentada en el cama y, si puedo, con mis gatos al lado. No sabría escribir en otro lugar.


P.: ¿Cuándo sabes que estás ante un texto que es bueno?
R.- Cuando lo releo a los meses y no me da vergüenza ajena. He de decir que gran parte de mi disco duro que está encriptado para que nadie me saque los colores.


P.- ¿Usas mucho la papelera?
R.- Nada. Soy mujer del siglo XXI, todo mi trabajo es virtual.


P.: ¿La buena literatura está hecha por gente desobediente?
R.- Espero que no, porque yo soy una persona que cumple escrupulosamente con las normas. Creo que la buena literatura está hecha por gente con una especial sensibilidad, que permite mostrarnos la realidad con unas gafas distintas de la que usamos en nuestro día a día.


P.- ¿Escribir es al mismo tiempo un regalo y una opresión?
R.- Es un regalo en ese mínimo instante en el que encuentras el adjetivo justo que le iba a esa frase, que llevabas meses buscándolo y no lo encontrabas. Sin embargo, el ansia por escribir, por no terminar las historias, la frustración del enfrentamiento contra el mundo literario... todo eso es opresión. Como ves, en mi caso, la balanza está muy desequilibrada, pero el destino y los genes me llaman a la literatura, y no puedo luchar contra eso.


P.- ¿Dónde podemos encontrar a Abella Samitier en la red? ¿Le dedicas mucho tiempo a ella?
R.- Por suerte o por desgracia trabajo en una empresa de nuevas tecnologías, así que la red es parte de mi vida. Tengo una página personal. Podéis visitarla en www.abellasamitier.es


P.: Y como esta sección se llama Hablando de Libros, el futuro de los mismos, ¿cómo lo ve quien ya ha apostado hacia el libro impreso y el electrónico?
R.- Como he comentado antes, la tecnología llama a la puerta de la cultura. El libro electrónico va a permitir abaratar costes y que autores que antes ni podíamos imaginar con llegar al mercado lo estemos haciendo. No sólo eso: clásicos que nadie editaba ya pueden encontrarse pululando por la red. Me ha pasado con unos cuentos de Musset. En definitiva, apuesto firmemente por el libro electrónico.


Ha sido un placer charlar contigo.
Igualmente Francisco. Quiero aprovechar para agradecerte la labor importantísima que haces dejándonos un huequito de tus letras a escritores noveles que, como yo, de otra forma tendríamos muy difícil que se supiera de nosotros. Desde aquí, mi más sincero agradecimiento.
Publicar un comentario