viernes, 18 de diciembre de 2009

Hablando de libros con Pilar López Bernués


Pilar López Bernués, Barcelona 1957. Casada, con un hijo. Trabajó como programadora informática durante diez años, hasta que la empresa cerró. A partir de ese momento decide dedicarse de lleno a escribir, algo que no fue un camino de rosas, sino más bien de espinas. En 2002 cambia su suerte y publica en la Editorial Bruño, una novela que se ha convertido en la primera de una saga (El secreto del caserón abandonado) y que encabeza la serie "Aventureros en Acción" de la que hay cuatro obras publicadas y otra a punto de salir.

En 2003 publica una obra de alpinismo titulada En aquella pared norte, en la Ed. Barrabés, que es especialista en montaña, y en este momento está en contactos con dos editoriales para escribir obras destinadas a un público adulto.

Hace reseñas y entrevistas a autores para Anika entre libros y otras webs e imparte libros-forum por IES de diversas provincias llevada por Editorial Bruño, donde sus libros adolescentes son libro-de-lectura-trimestral en algunos de ellos.

--------------------------------------------------------------------------


Pregunta.- Si alguien lee tu biobibliografía escrita más arriba, puede pensar que comenzaste a escribir hace relativamente poco, aunque sé que escribes desde hace muchos años, la afición a la literatura se despertó muy pronto en ti.
Respuesta.- En efecto, Francisco. A los nueve años escribí un cuento, lo encuaderné y se lo regalé a mi hermano, que entonces tenía 6 años. Siempre me ha gustado escribir, para mí es una forma de vivir con la imaginación y visitar infinitos lugares.

Recuerdo que sobre los 10-11 años cayó en mis manos Viaje al centro de la Tierra, de Julio Verne, y aunque al principio me costó un poco arrancar a causa de las extraordinarias descripciones científicas (muy interesantes, pero algo densas a esa edad) me captó tanto la historia que al finalizar la lectura la volví a leer, y luego otra vez y otra… ¡No sé cuantas veces repetí ese proceso, pero no menos de quince o veinte! ¿Por qué? Pues porque yo “vivía” con los personajes, era uno de ellos y viajaba con ellos a un lugar tan extraordinario como el interior de la Tierra.

Durante ese tiempo comencé a escribir mis propias novelas, a empezarlas, mejor dicho, porque todas eran una especie de copia de la de Verne (salvando las distancias, por supuestísimo) y acababa rompiendo los folios.

A los catorce años, por fin, inicié la primera obra que sí terminé y que era totalmente invención mía. La acabé a los veinte (entonces no había ordenadores y había que chupar tecla) y ahí la dejé, incapaz de entrar en una editorial porque creía que sin “padrinos” no había nada que hacer. Se titula Destino misterioso, no está publicada todavía pero a mi juicio es de las mejores que he escrito, que deben ser como unas veinte… Comencé entonces mi segunda novela En aquella pared norte y me pasé veinte años rehaciendo y actualizando las dos obras mientras probaba (con todo el terror del mundo) en editoriales, concursos etc. Perdí varias copias y… Bueno, una experiencia muy extrañ
a y muy desagradable con un supuesto agente literario que no lo era me obligó a ponerme las pilas, a decidir que debía confiar en mí misma y abrirme camino, perdí el miedo al fracaso y comencé a escribir como una descosida. Un año después ya había actualizado esas dos obras (una vez más) y escrito otras diez. A veces los “trompazos” son positivos, ya ves, porque entre esas novelas escritas a destajo estaba la que interesó a Bruño e iba a ser mi primer libro publicado… (Ni te cuento la emoción cuando recibí los ejemplares que envían las editoriales al autor, ese momento no lo olvidaré nunca).


P.- Te sueles sumergir en la trama y dices que vives con los protagonistas. Esa es la razón de crear relatos de intriga, misterio y acción con algo de suspense, pero no olvidas el respeto por la naturaleza y el valor de la amistad.
R.- Cuando escribo, aunque sea para un público juvenil (mejor dicho, especialmente por ese motivo) intento que la lectura sea distraída pero que aporte algo al lector, que le haga reflexionar… Los adolescentes son bastante influenciables por muy liberales que se crean; están aprendiendo a ir por la vida, a perfilar sus convicciones, sus gustos… Si se identifican con un personaje, consciente o inconscientemente tienden a imitarlo, y si ese personaje es un chico maduro, con principios sólidos, amigo de sus amigos y muy comprometido con el respeto hacia la naturaleza, creo que el resultado final puede ser positivo. De todas formas, me gusta que mis libros no solo distraigan, tanto los de adultos como los juveniles, porque a mí, como lectora, me interesa pasar un rato
ameno pero recibir al final alguna aportación que me enriquezca culturalmente o me haga reflexionar. Hay libros de un contenido extraordinario pero que resultan “tochos” y otros con una trama que engancha pero que uno olvida al terminar la lectura porque simplemente ha pasado un rato distraído y punto. Mi modelo de novela (no hablo de otros géneros, como el ensayo, libros de viajes etc.) es aquel que atrapa al lector pero que le deja algo “por ahí” para que vaya meditando.


P.- Ni tu gran pasión: el alpinismo. En la novela que nos ocupa, Un descubrimiento diabólico, hay de todo lo anterior, sí. Y una escalada.
R.- El alpinismo es mi gran pasión frustrada y sí, sale por ahí, poco o mucho. Al final, las historias las inventa el autor y acaban siendo un reflejo de lo que guarda en su interior. La novela de escalada En aquella pared norte la empecé cuando acepté que practicar alpinismo en la medida que yo deseaba, y que iba más allá de alguna escaladilla de domingo, no estaba a mi alcance; y la escribí por la misma razón que Verne escribía sus obras: para vivir con la imaginación.

Luego (no podía ser de otro modo, ja, ja…) a algunos protagonistas de la saga juvenil les gusta escalar y eso hacen de vez en cuando… (o hacemos, que yo me voy con ellos).


P.- Al respecto de los siete personajes de Aventureros en Acción, serie de la cual esta novela es la cuarta entrega, ¿con cuál se identifica más la aut
ora?
R.- Con Rafa, sin duda alguna. Creo que solo nos diferenciamos en el sexo y en que él, a diferencia de mí, sí puede llevar a cabo sus escaladas. Pero… ¡seré honesta! Rafa me supera como persona, es más positivo que yo, más comprometido, tiene ideas claras y no se aparta de sus principios… Bueno, que me gustaría parecerme a él “pelín” más, caramba; en cierto sentido, es para mí un referente como ser humano, aunque sólo exista en mi imaginación y ahora también en la de algunos lectores.


P.- Me pregunto por qué no hay un perro en las aventuras, conocido tu cariño por estos animales, en especial tu propio pastor alemán.
R.- ¡Lo hay! Ana tiene un pastor alemán, pero… La cuarta novela publicada es la octava en realidad, sin embargo, en Bruño la pasaron por delante de otras cuatro porque les gustó más. Me han destrozado un poco el hilo de la saga, francamente. De esas cuatro novelas dos no les gustan (entre ellas la que incluye al perro) y es posible que se acaben publicando las otras dos. Pero, una vez más, la que va a salir próximamente es la más nueva… ¡Si es que este mundo de la Literatura es para tirar la toalla en muchas ocasiones!


P.- ¿De verdad hay jóvenes que hablan como Víctor y alguno de sus colegas, es decir, en clave ASCII?
R.- Ja, ja… Supongo que no, Francisco. Lo que ocurre es que a los chavales les s
uelen gustar los códigos secretos, los lenguajes especiales que sólo entienden sus amigos… Lo que sí es cierto es que en algunos I.E.S. a los que fui a dar libro-forum, algunos habían apuntado en lenguaje ASCII su nombre en la portada del libro que me pasaron para firmar. Les llevé además una “chuleta” del código ASCII y muchos se hicieron fotocopias… ¿? También más de uno se lo había bajado de Internet y lo llevaba impreso en el bolsillo.


P.- Al hilo de lo anterior, tengo la impresión que para las nuevas generaciones es más fácil entablar amistad a través del MSN, del tuenti, del facebook, twitter, MySpace y otros semejantes que en una relación personal.
R.- Por supuesto que sí, y cada vez de forma más evidente. Pero creo que al final un amigo de carne y hueso es más importante que uno virtual (que puede ser o no lo que parece) y que vivir aventuras de verdad es más gratificante que pasarse un juego de consola.

Las relaciones a través de la Red pueden poner en contacto a personas que de otro modo jamás se conocerían, permiten llegar a un entendimiento y complicidad extraordinarios entre dos seres humanos, pero si esa amistad llega a ser intensa e importante, pienso que al final lo que uno desea es “tocar” al amigo virtual, verlo, ir a tomar un café con él… Yo lo veo así, no sé…


P.- Tu novela se desarrolla en un paisaje, en una geografía, en unas calles que pueden ser perfectamente identificadas por cualquier lector. Y para establecer el misterio no es necesario buscar mundos fantásticos, sino cosas corrientes que ocurren todos los días.
R.- Bueno, me gusta crear historias que puedan resultar más o menos creíbles, es lo que “me sale” en el momento de escribir aunque luego, como lectora, lea un poco de todo y me gusten géneros muy dispares.
Y, efectivamente, en el día a día de cada ciudad ya hay mucho misterio y mucha intriga (desgraciadamente), no hace falta gastar neuronas imaginando tramas retorcidas, basta con leer los periódicos o tener la tele puesta.


P.- Si paseamos por el Barrio Gótico de Barcelona, ¿encontraremos la Galería de arte del anciano de los cabellos blancos?
R.- Esa en concreto, no. De hecho, ni yo misma sabría decir dónde está porque la situé en un callejón imaginario. Pero en el Barrio Gótico sí hay Galerías de Arte, algunas en calles perdidas y estrechas; la mayoría se pueden visitar libremente y en varias se organizan subastas.


P.- ¿Has tenido que documentarte sobre el mundo del arte, los pasantes, las galerías y los mecenas para escribir esta aventura? Sobre todo por esa técnica, para mí desconocida, de pintar encima de otra pintura y después recuperar la original.
R.- Reconozco que no me documenté apenas. En realidad todo lo que sé de ese mundillo lo extraí de la lectura de libros (novelas). Esa técnica que mencionas, la de pintar un cuadro sobre otro, la leí en la novela El ladrón de arte de Noah Charney. Lo reseñé para la web “Anika entre libros”, y aprendí mucho con esa lectura porque el autor (entre otras muchas cosas) es Máster en Historia del Arte, experto en delitos contra el Arte, y asesor de varios e importantes museos, además de asesor también de algunos cuerpos policiales como el FBI, Scotland Yard y los Carabinieri.


P.- Siempre que encuentro la cita de un libro en otro libro me pregunto por qué el autor o la autora se ha decantado por él. Quiero detenerme en este
caso en La jugada maestra, de Morris West, un autor del que he leído casi toda su obra.
R.- El mundo del Arte siempre me ha llamado la atención, especialmente por esos chanchullos que se dan, (robos, fraudes…) Ese libro me gustó mucho y me abrió los ojos, me permitió entender y conocer un poco ese torbellino de verdades y mentiras, dinero, intereses, valoraciones, copias… Y como su título indica, el protagonista, conocedor de lo que “se cuece”, logra una jugada maestra que lo convierte en millonario. Un detalle que aparece en Un descubrimiento diabólico , el de la firma propia y prácticamente invisible, lo leí en esa novela.


P.- Al final del libro, el lector, sobre todo el lector infantil y juvenil, se encontrará con un Taller de Lectura, preparado por Begoña Lozano. Supongo que Editorial Bruño introduce este libro en colegios e institutos.
R.- Efectivamente. Bruño, a través de su equipo de promotores, muestra en los IES libros aptos para la lectura-trimestral-obligatoria. Por ese motivo, todas las novelas de la saga llevan ese taller. Pero ahí “ni corto ni pincho” lo p
one la editorial por su cuenta y según su propio criterio.
Algunas novelas de ese tipo (no sólo las mías) llevan aparte un cuaderno de “comprensión-lectora”, diseñado por otra persona; no puedo explicarte en qué consiste porque no he visto ninguno. Me enteré de su existencia a través de los promotores cuando me llevaron a los coles.


P.- Las ilustraciones son de Ximena Maier.
R.- Sí, y ahí de nuevo “ni corto ni pincho”. Mejor dicho, te voy a contar una anécdota: Cuando se iba a editar el primer libro de la saga (El secreto del caserón abandonado) la directora de la colección me pasó dos muestras de ilustraciones para que yo eligiera… ¡Y elegí la otra! Me llamó, me dijo que todos pensaban que me decantaría por los dibujos de Ximena Maier, que el otro ilustrador era difícil de localizar y bla, bla, bla… Total, que pienso que quisieron ser corteses conmigo haciéndome creer que mi opinión contaba porque esperaban que me decantase por lo que ya habían decidido… Y no digo que no me gusten las ilustraciones, todo lo contrario, pero ya ves… Lo que sí vi es que uno de los chicos (David) se parece al actor Tom Cruise (eso sale en cada novela) y lo van dibujando rubio platino… ¿? Pero, bueno, no es un dato muy relevante y los dibujos, en general, pienso que están logrados, con trazos simples pero bastante acertados para captar un momento determinado.



P.- Rafa, Ana, Nuria, Álex, David, Víctor y Jordi ya tienen nueva aventura. Será la quinta. ¿Puedes adelantarnos el título? ¿Para cuándo se prevé que estará en las librerías?
R.- La quinta que, como te decía más arriba, es la novena en realidad, se titula Misterios desde el parapente (de momento). A la novela anterior le cambiaron el título cuatro veces, yo la había etiquetado “El misterio del cuadro escondido” y acabó como “Un descubrimiento diabólico” así que ya ves qué cambio.

Está previsto que salga en 2010, sobre marzo.


P.- No sólo en las letras impresas podemos encontrar a Pilar López Bernués. ¿Dónde podemos encontrarte en la red? ¿Le dedicas mucho tiempo?
R.- Bueno, Fco. Javier, tengo una web:
http://www.plbernues.es.tl/ dos blogs, aunque apenas uso el segundo: http://plbernues.spaces.live.com/ y http://plbernues.blogspot.com/

También tengo por ahí un foro literario propio, como ya sabes, y al que me gustaría invitar a los lectores que deseen compartir opiniones, colgar reseñas…
http://literatura.superforos.com/
Y estoy en Facebook (¡cómo no!)

Colaboro con algunas webs literarias:

Enigma 900
http://enigma900.blogspot.com/
Gotas de tinta http://www.gotasdetinta.es/

Y muy especialmente con Anika entre libros (
http://www.ciberanika.com/ ) Allí entrevisto a autores, hago reseñas de obras, opino sobre otras, envío algún artículo, participo en proyectos como “Comenta-cuentos” (participé, porque comenta-cuentos ya acabó) etc.

Y eso del tiempo… Reconozco que desde que me quedé en paro escribo más y me conecto más a Internet, y por escribir me refiero a temas que cuelgo en el foro o el blog además de novelas, pero soy una inconstante crónica… Soy capaz de escribir como si me persiguieran los diablos estando a tope de trabajo, y no teclear ni una línea teniendo todo el tiempo del mundo. Depende del momento, supongo, de la inspiración, del deseo de comentar un tema que me haya tocado la fibra…


P.: Y como esta sección se llama Hablando de Libros, el futuro de los mismos, ¿cómo lo ves?
R.- No sé qué decirte… Parece que las nuevas tecnologías van a imponerse y se habla mucho del libro digital, pero a mí (y me consta que a mucha gente (quizá los que ya somos algo carrocillas)) me gusta tocar el papel, pasar las páginas, oler la tinta, buscar el separador cuando voy a dormir y decido leer un rato tapada hasta la nariz… Pero supongo que todo es cuestión de tiempo que la literatura se informatice, al menos en una buena parte, y es posible que sólo obras muy puntuales se editen en papel… No sé… He consultado mi “bola mágica” pero tampoco lo tiene claro, ja, ja…

Lo que sí me parece increíble es que España sea uno de los países que más libros edita… Yo no sé qué hacemos con ellos porque se supone que leemos poco… ¿? ¡Qué misterio!


Ha sido un placer y espero seguir leyendo las aventuras de Aventureros en Acción.
El placer ha sido mío, Francisco Javier. Te agradezco mucho la entrevista y las preguntas tan bien pensadas, cosa que me ha permitido expresar muchas cosas.
Yo también espero que “Aventureros en Acción” continúe, pero no es probable que la editorial publique más de un libro al año (presupuesto, me dijeron) así que ya ves... “Con el tiempo y una caña…” Por suerte, parece que voy a empezar a publicar novelas para adultos y así la espera no me resultará tan larga.
Muchísimas gracias, Francisco Javier, y un cordial saludo.

3 comentarios:

Ana-María dijo...

La verdad es que he llegado por casualidad a este blog. Hace poco agregue como amigo en facebook a Javier Pellicer, que también llegue a él a traves del blog de Anika, de la cual también descubri a traves de otro blog. ¡Me encanta internet! Me permite descubrir autores, libros, reseñas, blogs,y muchas más cosas. Soy muy inquieta y curiosa y ahora que tengo tiempo me permito perderme por aqui.
Ahora voy a lo que iva. No había oído hablar de Pilar, ni de sus libros y me ha sorprendido gratamente, esa mezcla de escritora, escaladora... Tengo una hija de 10 años que le encanta leer, pero le falta comprensión debido a que sus padres como quieren que tenga futuro la tienen en un colegio inglés, y lleva un buen lío. Será bilingue pero a costa de trabajar mucho. Los libros de Julio Verne me gustan mucho y creo que voy a regalarle uno para Navidad, pero sobre todo voy a regalarle uno de los tuyos por que me ha gustado como hablas.
¡Cuanto rollo he soltado!
Total, con esto quiero decir, que me ha gustado leer la entrevista y tengo ya muchas ganas de leer algo tuyo.
Con relación a lo que deciais sobre los libros impresos, por lo que respecta a mi nunca podrán reemplazar el placer de abrir un libro, tocarlo, leerlo, llevarlo a todas partes.
Un saludo,
Ana

Pilar López Bernués dijo...

Muchísimas gracias, Ana María. Celebro mucho que la entrevista te haya gustado.

Aprovecho también para agradecer a Fco. Javier Illán que me haya dedicado un tiempo y haya colgado en su extraordinario blog mis respuestas.

Un fuerte abrazo.

Rudy Spillman dijo...

Paco, creo que la autora que aquí nos haces conocer es un vivo reflejo del poder de nuestro interior frente a las adversidades cuando uno decide adoptar una actitud positiva en la vida.
Felices Fiestas para ti, tu familia y todo el mundo literario de gente linda que allí en Murcia te rodea.