martes, 19 de agosto de 2008

Una sorpresa cada día

Se llama Blanca, (aunque la llamamos Blanquita), y desde que llegó a casa, a primeros de mayo de este año, todos los días nos depara alguna sorpresa.

Para mí se ha convertirdo en la segunda lectora de mis escritos tras, lógicamente, Carmesí.

Pues aquí os dejo dos imágenes para que la conozcáis.

Publicar un comentario