domingo, 14 de enero de 2018

Versos envenenados, finalista del VII premio Wilkie Collins de Novela negra

Como ya todos los amigos sabréis, mi primera novela policíaca, Versos envenenados, ha quedado finalista del VII premio Wilkie Collins de novela negra, convocado por M.A.R. Editor, y que se presentará en el marco de Tenerife Noir; es decir, el Festival Atlántico del género negro, a celebrar en Santacruz de Tenerife del 1 al 18 de marzo de este año.

Mi primera novela policíaca, mi primer concurso literario de novelas, mi primera final. Ha sido algo inesperado, como inesperado fue mi participación en dicho concurso, pero aquí está el resultado. Y os aseguro que bastante contento, por eso me he esperado unas fechas, casi una semana, para subir esta entrada al blog.

Mis amigos de Facebook también han tenido que ver con el resultado final. De la pregunta que les planteé en el muro salió el nombre de la empresa donde trabajan las dos protagonistas, ellos eligieron el nombre del detective que tendrá que encontrar las claves de unos sospechosos asesinatos.

Gracias por ello.

Os adelanto la sinopsis de la novela:

Dos mujeres cruzan su destino en una nueva empresa que se instala en Murcia capital, allí descubren que las une también la poesía, la buena poesía. Conforme consolidan sus amistad también observan que las unen los gustos por los mismos hombres; algo que, más que unir, crea entre ellas una rivalidad silenciosa que tendrá trágicas consecuencias para sus amantes masculinos.
Versos envenenados recorre, a grandes rasgos, la obra literaria de dos genios, Pablo Neruda y Luis Alberto de Cuenca, pero será la rivalidad de estas dos mujeres, alrededor de la poesía del autor madrileño, lo que delatará el odio que una sentía por la otra.
Y en medio, un inspector de policía, Isco Vivas, víctima también de esa rivalidad, pero sobre todo, de la belleza de ambas, en las fechas cercanas en el tiempo anterior y posterior a la masacre yihadista en Madrid el 11 de marzo de 2004, que acabó con las vida de 193 personas.
Marta y Carmen, Carmen y Marta, rivales mortales, como auténticas mantis religiosas, que devoran a sus amantes dejando rienda suelta a la lujuria en una ciudad, Murcia, que aparentemente parece bella, pero que esconde un mundo de prostitución, cruising gay, excesos y asesinatos que permanece oculto a la publicidad institucional de sol y playa.
Los personajes nos llevarán a lugares conocidos de diferentes ciudades de la Región de Murcia, y al lector hacia un desenlace inesperado y sorprendente, pues nunca se sabe cuál es la viuda negra que clava su aguijón.
Publicar un comentario