martes, 1 de noviembre de 2016

Operación Sánchez: sublime jugada política.



Lo publiqué en mi muro del Facebook y cada nuevo día, viendo los pasos dados en una dirección, y en otra, estoy más convencido.


Se trata de la magistral, planificada, pensada, evaluada, y llevada a cabo la operación Sánchez.

Yo viví directamente la maniobra de Felipe González en el XXVIII Congreso socialista de mayo de 1979, y me pareció sublime, aunque no estuviese de acuerdo -en aquel momento- con ella.

Estos días, la Operación Sánchez, planificada desde el PSOE, con todos los que debían saberlo de acuerdo, incluido Felipe, es maquiavélicamente sublime.

Sánchez regresará, con el beneplácito de todos los estamentos socialistas, como el rescatador, el grande, el maravilloso. 

Me quito el sombrero.

Su objetivo: convertir a Podemos en la nueva UPyD, desde la perspectiva socialista, que no desde la mía. ¿Lo entendéis ya?

No hay comentarios: