domingo, 28 de agosto de 2016

Un paraíso gravemente amenazado

Cigüeñuela
Anades
Flamencos
La masificación, los miles de vehículos que ya aparcan a lo largo de toda la Avenida de las Salinas, aplastando la vegetación autóctona, alguna en peligro de extinción como la Lechuga marina; los cientos de personas que atraviesan diariamente las dunas, las citas orgías nocturnas, acompañadas de botellón y fumaderos...

Las Salinas, el espacio natural, este año ha sido avisado de muerte.