viernes, 15 de julio de 2016

Presenté "Aracil", la última novela de Juan Gil Palo




Juan Diego Toledo, recogiendo su ejemplar.

Celia Martínez Vilchez, quien nos prepara sorpresas para la vuelta del verano. Fue candidata al senado por UPyD en las pasadas elecciones generales.
María Jesús Benedicte Arnáiz, escritora

El pasado martes, 12 de julio, presenté, junto a Manuel Herrero Carcelén y al propio autor, Juan Gil Palao, su última novela, "Aracil", editada por Ediciones Irreverentes.

En el reportaje fotográfico de Toñy Riquelme, algunos momentos del evento y unas fotografías con amigos y amigas mientras le firmaba su ejemplar.

Os dejo aquí mi intervención:

Juan Gil Palao. Yecla (Murcia) 1970. Escribe su primera novela a los 18 años, “La Sierra del Cuervo”, a la que siguieron “Vulpes” (1994), “Aracil” (1998) y “Hay cosas que tiran más” (2004).  Ha escrito más de medio centenar de cuentos y relatos breves de diferentes géneros, sintiéndose desde siempre impulsado a escribir.

Hasta el año 2013 todos sus trabajos permanecieron inéditos, y es ese año cuando le conocí y a finales del mismo ve la luz su novela “Hay cosas que tiran más”, editada por Editorial ADIH, y por la que aposté personalmente. Una novela que fue presentada aquí cerca, en el Aula Jorge Guillén de la Facultad de letras y que representó todo un éxito, con unos niveles de distribución que, estoy seguro, ni él esperaba.
Fue esta novela una obra comprometida, pues tocaba el tema de la violencia de género desde una perspectiva diferente y que Juan Gil Palao conocía bastante bien, como profesional y como persona.

Dos años después comienza a publicar todos esos cuentos inéditos que hemos citado. En efecto, en 2015, la mencionada Editorial ADIH le publica “Cuentos, leyendas, vivencias e historias de miedo”, una colección de relatos en los que el miedo psicológico es el protagonista y donde da cabida a vivencias personales y a leyendas. Es decir, se ofrecen historias que van aportando explicaciones lógicas y naturales a las causas de nuestros miedos.
Relatos bien estructurados, que parten de una situación de normalidad que se rompe, con una o varias escenas de miedo que llevan a un desenlace con maraleja, esté o no expresada explícitamente.

En este mismo año 2015 incluyen su microrrelato “Miedo en la soledad de la noche” en una antología titulada “Microterrores II” publicado por Diversidad Literaria como seleccionado en un certamen de microrrelatos de terror.

Y ya lanzado a la carrera literaria, sin el miedo que le vi el primer día, en este año 2016 publica una novela y otra colección de cuentos.

Con Editorial Trirremis publica “Mucho más que un sueño”, donde nos da a conocer veinte de sus relatos, escritos entre 1996-2013, relatos costumbristas, del día a día, del más cercano, del vecino del pueblo o del campo, del amigo trabajador en la fábrica de muebles, del tractorista, de aquel que siempre destaca o de quien le era imposible encontrar amigos.
Encontraréis relatos oscuros, dolorosos, que el autor nos dirá –aunque no es el tema que nos ocupa esta tarde- que son de una etapa dolorosa de su vida, pero también los encontraréis alegres, regresando a la luz tras atravesar el túnel.

Y ahora estamos con “Aracil. Una novela sobre el acoso escolar y un regreso a los años ochenta”, publicada por Ediciones Irreverentes, con lo cual nuestro autor ya ha dado el salto de calidad desde la literatura cercana a la literatura a nivel nacional. No me corresponde a mí hablar sobre esta novela, de largo título, como casi todas las obras que ha publicado nuestro autor. Pero sí quiero decir que, una vez que leí el manuscrito, la recomendé a Miguel Ángel de Rus, editor de Ediciones Irreverentes y de M.A.R. Editor, convencido de que la obra tendría cabida en su colección y distribuida a nivel nacional.