martes, 7 de julio de 2015

Y la literatura pasa a un segundo o tercer o cuarto término. Gracias a todos por acompañarme en San Roque, Molina de Segura

Tomado de Vegamediapress.com:

El autor molinense Francisco Javier Illán Vivas se despidió del mundo literario el pasado 26 de junio con una fiesta lúdico-literaria-musical en el barrio de San Roque, de Molina de Segura, un lugar muy relacionado con la cultura y la literatura de un tiempo a esta parte. Paco Illán fue subdirector de VegaMediaPress y en la actualidad coordina la sección Hablando de Libros del periódico, que continuará descubriendo nuevos autores para los lectores.

Fue precisamente esa condición de apoyar todas las expresiones culturales por las que Illán Vivas decidió dar su último recital y presentar su último poemario en San Roque, en una fiesta que contó previamente con espacio para niños, muestras de artesanía, taller infantil de fabricación de marionetas, exhibición de kárate y, alrededor de las once de la noche, actuaciones musicales y recital de poesía.

La noche guardaba una sorpresa a los asistentes, y era el retorno a la música de María Esperanza, quien estaba oficialmente retirada desde octubre de 2009, cuando dio su último recital junto a Luis Eduardo Aute. Además de la cantante ciezana, intervino también en la parte musical el joven cantautor Rubén Reina.

Fue a partir de ese momento cuando la poesía tomó el escenario, primero de la mano de los poemas de la madrileña Gema Bocardo, quien leyó algunos del libro que se presentaba, Equipaje ligero, y otros propios dedicados al autor que se despedía en tan especial noche. A continuación subió al escenario la poeta y actriz local, IrelFaustina Bermejo, encargada de sorprender al homenajeado con poemas propios nacidos de los suyos. Finalmente, y antes de intervenir Illán Vivas, tomó la palabra el presentador de toda la noche, el pintor, actor, director de teatro José Antonio Arnaldos Salazar, quien además de presentarlo procedió a leer varios de los poemas del libro.

Illán Vivas subió al escenario para dar las gracias a todos los participantes, en especial a la cantante María Esperanza, por regresar a la música para aquella noche tan especial para él. Contó que llevaba quince años de su vida girando alrededor de la literatura, que había publicado diez libros como autor único, prácticamente de todos los géneros literarios: poesía, ensayo, relato, novela, artículos periodísticos, entrevistas… y que era el momento de encarar otros aspectos creativos.

Antes de concluir el emotivo evento leyó algunos de los poemas, breves pinceladas alrededor de la música de Chopin, nos dijo, de su libro Equipaje ligero.

José Antonio Arnaldos Salazar, encargado de presentar el evento.

Ruben Reina, durante su intervención musical.

María Esperanza, en su regreso a los escenarios.

Gema Bocardo, recitando.

Irel Faustina Bermejo, recitando.

Francisco Javier Illán Vivas, cerrando el evento.

Agradecerle a la AA.VV. San Roque que nos acogiera y organizase un evento de tal magnitud (podéis ver el reportaje fotográfico completo AQUÍ), a su presidente, Francisco Martínez Gómez, siempre presto para acoger la cultura en todas sus facetas y dar vida al barrio donde vive. 

Y a todos los que asistieron, y a los que no lo hicieron, incluso a la tienda mercería que se negó a poner en cartel del evento. No podía esperar menos de su propietario.