domingo, 8 de febrero de 2015

Rocío para Drácula, de Fernando López Guisado (Reseña nº 710)

Fernando López Guisado
Rocío para Drácula
Ediciones Vitruvio, 2014

¡Qué difícil es comentar poesía!, me confesaba hace unas fechas una activa colaboradora de cuantos proyectos llevamos actualmente en marcha desde el Grupo cultural y de literatura Extramuros. Le contesté que más difícil era leer poesía, mucho más difícil que comentarla. Y no por que fuese difícultoso encontrar libros de poesía en las librerías, no, que hay cientos de miles de "poemarios", sino porque buscar entre ellos alguno que contenga poesía es todo un trabajo de arqueología.

Por eso, cuando tienes la suerte de encontrar un libro que contiene poesía, que no se ha fabricado con frases cortadas a la mitad, que tiene sentido, que busca nuevas formas poéticas, que rebosa imaginación y que representa para el poeta un reto de llevarte hasta el poema, entonces, y sólo entonces, la búsqueda ha merecido la pena.

Y también ha merecido la pena desechar tantos y tantos y tantos libros que se dicen de poesía y que no son nada. Como el arqueólogo va separando la arena para encontrar la reliquia, aquí el trabajo del lector debe ser semejante.

Fernando López Guisado nos presenta un poemario grande, en el sentido físico. Sí, la prestigiosa colección Baños del Carmen de Ediciones Vitruvio se caracteriza por su cubierta negra y por un tamaño semejante en todos los libros, como un uniforme, potenciando que el lector busque en el interior del libro, no en la portada. Mis felicitaciones, siempre, a Pablo Mendez por esta idea. Pero a Fernando, quien me honra con su amistad, le gustan los libros grandes, tamaño varias equis eles. Y éste es, además, un poemario grande en contenido: 160 páginas, más de cien poemas. ¡Y consigue con la palabra que su creación poética no pierda intensidad! Enhorabuena también.

Hay mucha imaginación en sus páginas, mucho compromiso con la palabra, con cuidar la composición poética, sin que ésta pierda la libertad para transmitir los sentimientos, la vida, la muerte, lo cotidiano y lo extraordinario, lo bello, y lo grotesco. Poemas breves, poemas que son un tratado, o una introducción, o un prólogo.

Fernando López Guisado, a quien en breve entrevistaré para la sección Hablando de libros, en su creación poética más ambiciosa y más personal, subiendo peldaños hacia la excelencia poética.

Francisco Javier Illán Vivas

1 comentario:

Fernando López Guisado dijo...

Muchísimas gracias, mi querido Paco, por esta reseña tan generosa. Un honor. Fuertes abrazos.