viernes, 6 de junio de 2014

Revista homenaje a Manuel Dato

El pasado viernes se presentó en Cieza, dentro de los actos que el grupo de literatura La Sierpe y el Laúd había organizado, la revista homenaje al amigo que se nos fue, Manuel Dato Buitrago.

En la misma han participado muchos amigos y amigas, con artículos que le rinden homenaje, entre ellos he tenido el honor de ser incluido, lo que agradezco a los miembros de La Sierpe y el Laúd en general y a su coordinador, Ángel Almela, en particular.

Aquí tenéis imágenes del primer día de homenaje: PINCHA.

y en este otro enlace del segundo día: PINCHA.

Éste es mi artículo, que se incluye en la página 24:


Conocí la poesía de Manuel Dato gracias a la generosidad que Ángel Almela ha tenido siempre hacia mi persona, cuando me obsequió con un ejemplar de Last autumn´s dream, que publicó el grupo de literatura La Sierpe y el Laúd, en su colección Acanto. Era, por cierto, el primer libro de esta colección, en octubre de 2009.


Tras leer el poemario y publicar la reseña, me dispuse a conocer a su autor y entrevistarle para la sección Hablando de libros, de Vegamediapress.com, que yo dirigía en aquel momento. Era una fecha de finales de abril, primeros de mayo de 2010, lamento no recordar ahora con más precisión, pero que significó el descubrir a una persona especial, con la cual fraternicé al momento y, desde entonces, tuve el honor de disfrutar de su amistad.


Él era así, pronto conectaba, te abría los brazos y te ofrecía su amistad. A lo largo de los siguientes años nuestra relación epistolar fue fluida y cada vez que tuve la oportunidad de acudir a un evento organizado por La Sierpe y el Laúd, si Manuel estaba presente, sabía que el abrazo amigable estaba garantizado.


En fechas cercanas a julio del pasado año, mientras estaba preparando la convocatoria del festival poético Poetas a Molina a celebrar en septiembre, recibí un correo de Manuel felicitándome por una noticia que me afectaba, aparecida en La Verdad. Esa fue la última noticia que tuve de él. ¡Cuál no fue mi desconcierto cuando me enteré, fechas después, que el 27 de julio de 2013 se había ido! ¿Cómo puede ser, si hace nada me escribía con él?, creo que me pregunté. Pero ella, La separadora de amigos, es así de cruel.


En ese momento sentí que me arrancaban una parte de la felicidad que me pertenecía, Manolo era muy joven y aún debíamos haberlo disfrutado muchos años. Su familia, los amigos más cercanos, los miembros de La sierpe, los que estábamos un poco más lejos…


Fue entonces cuando decidí que esa convocatoria que preparaba para septiembre de Poetas a Molina sería un homenaje a Manuel Dato Buitrago, y pronto muchos poetas, escritores, amigos en general, empezaron a responder a la convocatoria. Otros no pudieron por problemas de agenda, o laborales, o personales, pero me hicieron llegar sus ganas de haber podido participar en el homenaje, que se celebró el jueves 5 de septiembre en el Aula de Cultura de Cajamurcia, en Molina de Segura.


Allí recordamos a la persona. Con la distancia del tiempo transcurrido, me parecen más entrañables que entonces las palabras de quienes le conocieron personalmente, quienes le trataron directamente, como Ángel Almela, Aurora Montoya, Isabel Mascuñán y Rosa Campos, que aún no habían superado el impacto de la noticia acaecida a finales de julio. Otros le conocían en la distancia, pero todos leyeron con respeto su poesía y dedicaron unas sentidas palabras en su memoria.


Me vais a permitid recordar a los que estuvieron homenajeando al entrañable amigo: José Cantabella, Jesús Pablo Guillamón, Ángeles Galbaldá, José María López Conesa, Ginés Aniorte, José Francisco Ramos Serón, Irel Bermejo, Mariángeles Ibernón, Antonio Palazón, Juan García Sánchez, Rosa Mª Regalado, José Manuel Salinas, Rosa García Oliver, Andrés Carrillo de las Heras, Antonio López Vidal, Emilio Soler, Aris, Gema Bocardo, José Martínez Giménez, Carlos Gargallo, yo mismo recité alguno de sus poemas, y los citados miembros de La Sierpe: Aurora Montoya, Isabel Mascuñán, Rosa Campos y Ángel Almela.


Sus compañeros del grupo literario lo escribieron así en su blog: se nos ha ido al cielo de los poetas, lugar donde residen los mejores, los que son fieles a la poesía y gozan de ella con pasión. Ahora, cuando escribo estas líneas, en febrero de 2014, creo con más certeza que Manuel nos acompañó durante aquellas cuatro horas que duró el homenaje a su persona y que gozó con todos nosotros de la poesía, de su poesía.


Una poesía que es tan cálida como él, como Manuel Dato Buitrago.


En este enlace podéis ver un reportaje fotográfico de Poetas a Molina celebrado en Molina de Segura en septiembre de 2013: PINCHA.