viernes, 4 de enero de 2013

Quiero ver la realidad

Quiero ver la realidad
más allá de mis pupilas
en la utopía de las tuyas,
en el breve sueño del amor
que permanece en las letras
que fueron palabras
y antes deseos, ofrecimientos
y miradas.
En un momento efímero, sí,
vertiginosamente desnudo
en cada encuentro, en cada despedida
quedando el aroma que
-como leí-
olfateo como se olfatea
una añada célebre,
y temo perderlo,
e intento retenerlo
en cada letra escrita
que antes fue pensamiento,
deseo y mirada.
Temo a mi mano
que ahora blande el lápiz
con la fuerza de un guerrero la espada,
desposeída de equilibrio
y mis ojos
- hoy entregados a tu contemplación-
obstruídos por la vejez,
mi cabeza ensoñadora
hoy llena de plumas y armaduras
de luces y belleza
abatida, caída
sobre mi pecho
y sumergida en algo oculto
apabullada por la edad
en un tiempo atardecido
despedida sin sentido
canción de olvido,
despacio,
despacio.

Francisco Javier Illán Vivas
Crepusculario

1 comentario:

paco kali dijo...

La realidad mirada cara a cara,
como bien dices dilatado en el
tiempo y con la cabeza bien
amueblada, y eso sí, despacio
muy despacio.
Encantadora poesía de alguien con
plata en las sienes.
Un "abracico mu apretao"