sábado, 22 de diciembre de 2012

Calcado a ti


Andar contra lo corriente, sí,
llevo toda la vida nadando contra el mar
queriendo cambiar mi letra,
repitiendo mi mama me mima,
mi mama me mima,
como si de cartillas Rubio
todos los folios se trataran,
sabiendo que este desgastado lápiz,
como mi declinante vida,
imita a la perfección tu letra.

Ya no doy rodeos.
Si viví por ti todas mis tardes,
repitiendo cuanto me contabas
¿qué esperabas que ocurriese
si te alejabas de quien siente
lo que nadie siente?

Alejado de ti, voy pensando en la muerte,
mientras mis pasos son tan iguales a los tuyos
como la letra de aquella niña
es calcadita a la de Sor Alfonsa,
su maestra de párvulos.

Francisco Javier Illán Vivas
Crepusculario

1 comentario:

paco kali dijo...

Las cosas que hemos intentado cambiar
y a la postre seguimos haciéndolas
igual, y cayendo en las mismas
manias.
Una poesía un tanto extraña para mí
aunque me gusta precisamente por eso
porque me sabe extraña.
Un abrazo. y felices fiestas