viernes, 11 de mayo de 2012

Incienso

Olía a incienso,
su aroma lo inundaba todo,
suspiros,
besos
y abrazos.
Las barillas de incienso
están clavadas en mi retina,
una columnita de humo
que ascendía aromático
alumbrando amores
y pasiones,
miradas furtivas
manos entrelazadas
besos robados
y entregados.
Aroma a incienso
tú me enseñaste
a amar
sin reserva ni medida.


Francisco Javier Illán Vivas

Crepusculario.

4 comentarios:

teresa dijo...

es bellisimo

teresa dijo...

es bellisimo

teresa dijo...

es bellisimo

teresa dijo...

bellisimo