viernes, 13 de abril de 2012

Nos has dejado muy solos


Despídeme, dime adiós sin llanto,
sin una lágrima, cierra el puño,
o no lo cierres, pero despídeme
por que mi vida lo mereció.

Fue un treinta y uno de marzo,
Elisa emprendió su última campaña
sin mochila, sin fusil,
las manos limpias, pero no vacías,
arrugas que rememoraban
otras batallas, otras luchas,
su intelecto, ahora, ¿contra quién combatirá?
¿a qué camaradas unirá su canto?
alzado en vida
contra Franco, contra Hitler, contra Stalin...

¡¡Cuánta falta nos haces, Lise London!!
Cuánta necesidad de ti
tiene una sociedad eunuca
que pierde su libertad, su alma,
su pensamiento, ante el déspota.

¡Cuánto te echamos ya de menos!
¡Cuánto a aquella joven de quince años
de descarnado espíritu
que jamás se rindió!

Sí, somos una sociedad eunuca
hombres sin cojones
mujeres sin ovarios
que se arrodilla ante el dictador
- los dictadores de nuestro tiempo
se llamen FMI, BCE, Mercados Financieros-
ni tan siquiera por un pedazo de pan...

Elisa Ricol- Lise London,
nos has dejado muy solos.


Francisco Javier Illán Vivas
4 de abril de 2012

3 comentarios:

angel almela dijo...

Lise London, una brigadista que nunca dejó de serlo, un ejemplo a seguir y más en estos tiempos de vergüenza y cabreo.
Paco, Gracias por recordarnos a esta mujer.

Irisfree Coro Nelia dijo...

Me encanta.
Lo comparto.

Irisfree Coro Nelia dijo...

Me encanta.
Lo comparto.