sábado, 24 de marzo de 2012

Fachadas derruidas

Tenía motivos para no mirar
y dejar que el aroma de las rosas
acariciara la piel malgastada.

Zumbido de insectos,
abejas entre las flores
avispas en los racimos.

De la casa sólo quedaba la fachada,
más allá la vieja capilla,
en un paisaje de guerra
fachadas derruidas,
capiteles y pórticos,
las parras reinaban verdes
la uva roja
las avispas buscaban
y supe
que sólo el recuerdo encontraría.

Francisco Javier Illán Vivas
Crepusculario

3 comentarios:

The Night Stalker dijo...

Me han encantado estas fachadas derruidas.

The Night Stalker dijo...

Estupendas estas fachadas derruidas.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Gracias.