viernes, 7 de octubre de 2011

Ella- no ELLA-


Ella ni anda
ni vuela
pero deja huellas.
Aunque se arrastre
como una serpiente
no es un reptil.
Su sombra es fría
como su nombre,
y refulge
mientras me persigue.


Francisco Javier Illán Vivas
Arde en tus manos
Publicar un comentario