miércoles, 14 de septiembre de 2011

Blanquita, una lectora, y jugadora de tenis, impenitente

No sé si ella sabrá leer, pero se pasa tantas horas sobre mis piernas cuando escribo, que algo debe ir comprendiendo ya, pues seguro que sabe cual es mi estado de ánimo, si lo que escribo me gusta o no, y otras muchas cosas que sólo ella sabrá de mi proceso creativo.
Publicar un comentario