viernes, 19 de agosto de 2011

Vuelven, vuelven


Doce menos veinte,
me has llamado
y tu voz es lúgubre,
trae eco de lejanía.
Estás más allá
de la distancia
que no separa
y, no es éste el único dolor,
no. Hay un abismo
que crece cada día
ya es difícil
que el sol alcance
su ajado fondo.
Ahora han vuelto
los primigenios temores
aquellos que tu luz
ahuyentaron.
Vuelven, vuelven
cuando el abismo crece
se abren los nichos
tallados en sus paredes.

Y tienen hambre
de mi sombría existencia.


Francisco Javier Illán Vivas
Tertuliemos I


Publicar un comentario