viernes, 8 de julio de 2011

Tu sombra


Quise mirarte
cuando estaba ciego
y entre la niebla
de mil ventanas
aguardé que corriesen los visillos
pero lo impedía la bruma
de espesas cortinas
salí a la desierta calle
me descubrieron cientos de ventanas
mirando desde sus atalayas
corrí, corrí de miedo aterido
cuando se levantaba la niebla
pude ver tu sombra
..............sólo tu huidiza sombra
........................pero era tu sombra.


Francisco Javier Illán Vivas
Tertuliemos I

6 comentarios:

Mandarina dijo...

Hola, me ha gustado mucho, aunque yo hubiera puesto "sali la calle desierta" en lugar de "desierta calle", me pega más, aunque las dos formas son válidas, claro =)

besotesssssss

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Besotes para ti, Mandarina.
Gracias por el consejo.

Rosa Cáceres dijo...

Muy buen poema.
Un abrazo

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Gracias, Rosa.
Abrazos y besos

Isabel Guevara dijo...

Un gustazo llegar aquí, recorrer, parar, seguir... y llegar a "Tu sombra". Me llevo la esencia del poema, la imagen y dejo la huella de la visita. Saludos, Isa

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Gracias, Isa.