domingo, 20 de febrero de 2011

Amad a vuestros enemigos, sorprended a quien os afrenta, con­fundid a los que os piden algo

* Asesinado un sacerdote en Rionegro.

* Asesinado un sacerdote en Túnez.

2 comentarios:

Perlita dijo...

Amigo Illán:
Veo que haces tuyas las palabras del Evangelio de hoy. Resulta duro porque...¡Amar a nuestros enemigos!

El nº 22 de Ágora no tiene desperdicio o lo he leído con más detenimiento. Me ha encantado tu poema..."Sí, pero a mi manera" y genial que te lo hayan traducido. Ese poema podría ser el resumen de cualquier persona de las que hemos rodado tanto por ahí y no siempre comprendidas. Lo peor, achantarse que se contradice un poco con las frases evangélicas del principio, pero... Nos ha encantado, que en casa no solo yo te lee.

Destaco , aunque no soy quién para juzgar, el estilo conciso de Vte, García Hdez, al que no puedo recordar aunque sea paisano y a Juan (?) Cristopher. Buen relato.

Un abrazo, Carmen.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Gracias, Carmen.
A lo largo de la vida- y espero que Dios me permita muchos más años- ocurren ocasiones en que no puedes achantarte, como dices, pues te pisan, y pisan a los tuyos, que es peor. Pero no creo haber hecho mal a nadie, a pesar de que en momentos no puse la otra mejilla.
Abrazos.

Vicente es un tipo genial.