lunes, 31 de enero de 2011

Sus señorías (epífitas señorías) no son como el resto de ciudadanos y ciudadanas de este país


La verdad es que ya lo sospechábamos, que ellos y ellas son privilegiados, que viven del cuento, que tienen sueldos que nunca conseguirían en la vida real, que se decidieron por la política por que muchos de ellos y ellas no tienen ni estudios, y que su único objetivo es vivir de nosotros, como los vampiros de la fantasía, como las sanguijuelas, como ixodoideos, de una forma epífita que no están dispuestos ni dispuestas a abandonar.

Pero yo, por lo menos, nunca lo había visto puesto por escrito.

Ver la noticia: AQUÍ.

No hay comentarios: