jueves, 16 de diciembre de 2010

Un Gobierno contra su pueblo: ni justo ni legítimo

¿Qué queréis que os diga? Por mucho que Zapatiestos se empeñe, y la gran mayoría de sus seguidores, en que las decisiones que ha tomado su gobierno para convertirlo en Caudillo y gobernar contra su propio pueblo, son legales, están respaldadas por el Congreso y siguen los pasos de la Constitución de Bambylandia... no por eso son justas, ni ajustadas a la legitimidad.

¿O acaso las decisiones que otros parlamentos a lo largo de la historia han tomado, justificando lo injustificado, eran justas y legítimas?

Por ser las fechas que son, no voy a recordar algunas que no deben ni mencionarse, por injustas e ilegítimas, pero en un país llamado España, hubo un gobierno que lo sometía todo a las Cortes o como se llamasen entonces, y casi nada era justo ni legítimo.

Y, el íntimo amigo de Zapatiestos, Hugos Chaves Noelandaluz, ¿no le han aprobado o están a punto de aprobarle una ley para convertirlo en dictador de Venezolandia? ¿Eso es justo? ¿Eso es legítimo?

Sigo pensando que robarle parte del sueldo a los trabajadores, al pobre para dárselo a los pobres ricos; congelarle las pensiones a los que han trabajado toda su vida; esclavizarlo durante dos años más de su vida para pagar los despilfarros de la clase política, no es ni justo ni legítimo.

No hay comentarios: