lunes, 8 de noviembre de 2010

El sindicato CSI.F pide al Gobierno de Murcia que elimine las subvenciones destinadas a los sindicatos para cursos de formación


Leo con incrédulos ojos la propuesta del CSI.F en la Región de Murcia, respecto a que el Gobierno regional elimine las subvenciones destinadas a los sindicatos para los cursos de formación.

Sí, sí, habéis leído bien: que elimine las subvenciones.

Y da unos argumentos de peso: entiende que la Escuela de Administración Pública regional en estos momentos dispone de los recursos necesarios para gestionar íntegramente su Plan de Formación. La propia Administración regional- sigue diciendo su comunicado- ha confirmado este hecho en el transcurso de la reunión paritaria entre Administración regional y organizaciones sindicales celebrada el pasado 4 de noviembre.

Para la Central Sindical Indipendiente y de Funcionarios, no es necesario que el Gobierno regional siga concediendo a los sindicatos subvenciones para que estos gestionen parte de los recursos de formación de la propia Escuela de Administración Pública regional.

Para el CSI.F las organizaciones sindicales deben estar presentes para proponer parte de los cursos de formación destinados a los empleados públicos, pero no para la gestión de los mismos mediante subvenciones concedidas por los gobiernos de turno.

Esta medida de ahorro del dinero público NO SE HA PODIDO aplicar- según la nota del CSI.F ya que los sindicatos UGT y CCOO no han renunciado a recibir las subvenciones del Gobierno regional.




2 comentarios:

Perlita dijo...

¿Y van a hacer caso al CSIF? ¡Mira qué ahorrativos! No sé dónde vamos a parar...

Muy interesante por lo que de verdad encierra tu entrada anterior. Tendría que conocerse más todo lo que hace la Iglesia con sus defectos y muchas virtudes Lo malo siempre hace mucho más ruido que lo bueno y los detractores están al acecho como lobos a su presa...

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Pero ya es importante que alguien decida que no quiere las subvenciones que recibe imnecesariamente.
Ojala cunda el ejemplo.