domingo, 19 de septiembre de 2010

Y al séptimo día descansó





¿Cómo resolver los problemas éticos? ¿ A cuáles autoridades hay que dirigirse? Lo dijo el Papa hablando a los exponentes de la sociedad civil y al mundo de la cultura en el Westminster Hall, en donde fue condenado Santo Tomás Moro, defensor de la libertad de consciencia.

No hay comentarios: