domingo, 8 de agosto de 2010

Y al séptimo día descansó

El laicismo que prospera hoy en Europa es en sí mismo una pseudo-religión con sus dogmas, sus normas, su culto y su simbología. Siguiendo el ejemplo del comunismo ruso del siglo XX, aspira al monopolio y no soporta ninguna competencia.
(Presidente del Departamento del patriarcado de Moscú).

No hay comentarios: