jueves, 1 de julio de 2010

¿Es legítimo un gobierno que legisla contra su pueblo?


Cada nuevo día que pasa me hago con más insistencia esa pregunta. ¿Cómo puede un Gobierno democrático legislar contra su propio pueblo, monopolizar todos los resortes del poder para lanzar continuos mensajes a fin de encandilar las conciencias, y seguir viviendo a costa de la sangre de su pueblo, como horrendos vampiros, que no sólo te quitan eso, sino intenta hacerlo con todo lo que has tenido, tienes y puedas tener en un futuro?

Esa es la sensación que tengo ante el gobierno del Zapatiestos, y me viene a la memoria la frase de William Munny (Clint Easwood) en Sin perdón: matar a un hombre es muy duro, no sólo le quitas todo lo que tiene, sino todo lo que pueda tener.

Zapatiestos nos ha quitado parte del salario, retrocediéndonos en el tiempo, quitándonos, por tanto, parte de lo que teníamos. Nos ha subido los impuestos, ha rebajado las cláusulas de despido, congelado los salarios, las pensiones... quitándonos lo que tenemos. Y nos ha quitado parte de nuestro vida, obligándonos a trabajar para pagar sus desmanes hasta dos años más.

¿Puede ser legítimo un gobierno que legisla contra su pueblo? Creo que no. Porque el engaño que nos quieren hacer creer es que nosotros, el pueblo, tenemos la culpa de la crisis, de los miles de millones que se dieron a la banca para mantener los sueldos de los directivos, y, como escribía Pérez Reverte, mientras tanto van pavoneándose, seguros de su papel en los destinos de España. (Ya sabéis que Zapatiestos gobierna en Bambylandia, que se parece mucho a España, pero es pura coincidencia) ¿Pero, quién es España sino el pueblo contra el que legislan?

Ya no respeto nada a este gobierno, que nos ha quitado parte de lo que teníamos, de lo que tenemos y de lo que podamos tener en el futuro.

Y, lo peor de todo, es que como no reaccionemos, esa sangría hacia sus bolsillos no ha hecho nada más que empezar.

No hay comentarios: