viernes, 16 de julio de 2010

Ensortijado


Pasión soñada
surcando océanos
para encontrarme
vivo, maduro, entero
ante el ensortijado
pelo de tu pubis
como una flecha de amor
apuntando en silencio
hacia tus atlantes piernas,
cerradas en torno a tu sexo,
como las columnas
que sostienen los cielos
y me llaman
desde su nacimiento
hasta la eternidad.

Silencio,
dejad llegar
la colmada mañana.

Francisco Javier Illán Vivas
Dulce amargor

4 comentarios:

angely_kas dijo...

sencillamente intimo y perfecto!

angely_kas dijo...

sencillamente intimo y perfecto!

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Gracias

Coronelia dijo...

Ummmm... la imagen de la torneada serpiente, ¿despista?