domingo, 13 de junio de 2010

Y al séptimo día descansó

Esta es una crisis no sólo económica, sino cultural y espiritual (en Occidente).

1 comentario:

Perlita dijo...

¡Cómo lo sabes, amigo illán! Esto está muy mal y aquella espiritualidad que mantenía tantas cosas, como el respeto, los valores heredados de tantas generaciones ¿dónde están? Es muy triste.
Un abrazo.
Por cierto, felicita a Patric Erison y ...¡Vaya proliferación literaria la suya!...Envidia sana pura y dura.