martes, 22 de junio de 2010

Unámonos como hermanos...



Si ayer me atrevía con Grândola Vila Morena, este canto final de la Cantata de Santa María de Iquique, de Quilapayún, te deja casi sin respiración.

No hay comentarios: