domingo, 23 de mayo de 2010

Y al séptimo día descansó

Vendremos a él, y haremos morada en él.

No hay que buscar tan lejos, sino en nosotros mismos.

No hay comentarios: