domingo, 2 de mayo de 2010

Y al séptimo día descansó

Antonio Sánchez, secretario general: ""2010 será aún más difícil"

pobreza.jpg

(Los murcianos, cada día más pobres) VMPress
Europa Press.
Cáritas de la Diócesis de Cartagena atendió en 2009 a un total de 95.048 personas en toda la Región de Murcia, de los que 46.164 fueron gestionados a través de los programas especializados, que tienen plazas limitadas y cuyo número permanece invariable año tras año. Las 48.884 personas restantes fueron atendidas por la acción de base de la ONG, que es la que realizan las parroquias, y que registró un aumento del 53,99 por ciento respecto al 2008.

Para realizar esta labor, la ONG dispuso de 5,12 millones de euros de presupuesto en todo el año 2009, lo que supuso un aumento del 17 por ciento respecto al 2008, cuando Cáritas gestionó 4,25 millones de euros en la Región de Murcia, todos los fondos procedentes de donativos, según informó a Europa Press el secretario general de Cáritas de la Diócesis de Cartagena, Antonio Sánchez.

Así pues, el aumento se debió al crecimiento en los donativos que pasaron de los 400.000 euros recaudados en 2008 a los 1,02 millones de euros en 2009 sólo en la acción de base que realiza Cáritas Diocesana en la Región de Murcia, lo que supuso un aumento del 243 por ciento "gracias a la caridad y solidaridad de todos los murcianos", precisó Sánchez.

El secretario general reconoció un "colapso" en la prestación de los servicios de acción de base, que Cáritas efectúa a través de los 161 equipos parroquiales distribuidos por los pueblos y ciudades de la Región, y que en este año 2009 "se vieron desbordadas". De hecho, muchas de ellas "tuvieron que contar con un policía cada vez que habrían porque no podían atender a tanta gente".

Por este motivo, Cáritas se vio obligada a establecer prioridades, y fijó como primer objetivo satisfacer las necesidades de alimentación, seguida de gastos de vivienda, como pago de recibos, luz, agua y gas, así como hacer frente al pago de "alguna hipoteca, farmacia, ropa y transporte" para atender las necesidades de las 48.884 personas que acudieron a sus parroquias, 30.745 de las cuales fueron inmigrantes.

Además, para hacer frente a la situación de crisis económica actual, Sánchez explicó que los servicios generales de Cáritas crearon un fondo de emergencia para apoyar a las parroquias que no pueden afrontar los recibos de luz o agua de las personas que acuden a ellas, en el que se volcaron todos los fondos de socios y donantes, "sin gastar nada en vida y funcionamiento de la ONG", aclaró.

En total, Cáritas Diocesana de Cartagena, que cuenta con 1.400 voluntarios y una media de 131 trabajadores contratados actualmente, prestó 315 ayudas a las parroquias de toda la Región a través del fondo de emergencia por un importe de 141.000 euros, y puso en marcha otro fondo de ayuda denominado 'interparroquial', que distribuyó en 2009 un total de 52.638 euros.

Igualmente, Cáritas ayudó a las parroquias con el proyecto de Comunicación Cristiana de Bienes, que distribuye los alimentos recogidos de empresas y otras entidades donantes, así como los alimentos procedentes del Fondo Europeo e Garantía Agraria. A través de este proyecto, Sánchez calculó que Cáritas distribuyó en 2009 unas 1.200 toneladas de alimentos.

Todo ello "sin contar los alimentos frescos, verduras, frutas y hortalizas que dan algunas asociaciones de cooperativas agrarias como Fecoam y Proexport", precisó Sánchez, quien puso de relieve la donación aportada durante el año pasado por la Denominación de Origen de quesos albinos de la Región de Murcia, que ascendió al equivalente a 1.000 cuñas de queso.

Sin embargo, Sánchez explicó que el 2010 "será aún más difícil", puesto que las previsiones apuntan a que "si repunta la economía será sin generar empleo", por lo que habrá "cada vez más gente que pierde el derecho al subsidio del empleo y cada vez tienen que vivir más de la ayuda que nosotros damos desde Cáritas".

AYUDA ESPECIALIZADA

En lo que respecta a las ayudas especializadas, que Cáritas de la Diócesis de Cartagena presta a través de sus 37 centros de acción social, contó en 2009 con 68 proyectos que se desglosaron en unos 127 proyectos aproximadamente. Según Sánchez, se trata de proyectos "con plazas limitadas y que cuentan, incluso, con listas de espera, puesto que son limitados en espacio y en subvención".

Al respecto, precisó que el programa "más importante y más eficaz", es el programa de empleo, constituido por talleres en los que participaron 138 personas para poder acceder a un empleo becados por la administración, con ocho o nueve euros por día. Sánchez reconoció que se trata de una cantidad "escasa", por lo que Cáritas decidió completarlo hasta los 20 euros al día con el Fondo de emergencias.

Además, Cáritas atendió a 2.830 personas a través de su coordinador de empleo y los servicios de empleo, de las cuales, el 76 por ciento eran mujeres inmigrantes, con edades comprendidas entre 25 a 40 años. De ellas, el 92 por ciento eran no comunitarias de 29 nacionalidades.

En cuanto al programa de infancia, Sánchez subrayó que "más de uno de cada cuatro niños de la Región se encuentra por debajo del umbral de la pobreza, por lo que son los que están sufriendo los rigores con mayor rigor si cabe". La pobreza, antes de la actual crisis económica, afectaba "al 25 por ciento de los niños de la Región, es decir, uno de cada cuatro, pero ha crecido bastante", recordó.

Cáritas dispone de 390 plazas para menores de cero a tres años, que forman parte de los proyectos para conciliar la vida familiar y laboral. En este programa, Cáritas "cuenta con una gran lista de espera y, por ejemplo, en El Palmar, donde hay un centro con 50 plazas, hay unas 300 en lista de espera", matizó.

Además, indicó que hay 23 proyectos de menores funcionando en la Diócesis, y la ONG proporciona refuerzo escolar y ocio educativo a 1.360 menores de la Región que están cursando estudios de enseñanza obligatoria, todo ello, para paliar el fracaso escolar, que entre los niños que trabajan con Cáritas está por encima del 90 por ciento.

Sánchez determinó que, dentro del programa de infancia, Cáritas dispone de un programa específico que es 'Proinfancia' que subvenciona La Caixa, y que tiene una dotación "grande en bienes y servicios ,que ha permitido trabajar con 1.938 niños de cero a 16 años prestándoles refuerzo, ocio educativo y bienes como alimento infantil, atención psicológica, gafas, audífonos y ropa".

En cuanto a las familias, Cáritas dispone de 15 proyectos que trabajan con familias y se han atendido a 3.380 familias, y la ONG también trabajó con 950 jóvenes en cinco proyectos en marcha en la Región, a quienes asistió a través de sus aulas de absentismo escolar y aulas de abandono para derivarlos a los talleres del programa de empleo para que se formen".

En el programa de mujeres, Cáritas trabajó con unas 900 mujeres afectadas por una problemática social compleja, como adiciones, violencia de género, déficit de competencias para una adecuada integración social y laboral.

Igualmente, Cáritas Diocesanas atendió en la Región a 2.300 transeúntes, así como a 18.358 inmigrantes. Además, la ONG dispone de un programa llamado 'Renacer' que atendió a 51 hombres, ocho de ellos inmigrantes, y ocho mujeres, seis de las cuales eran inmigrantes, que están en prisión, tanto en la prisión de Sangonera y gente que están fuera de la Región.

En cooperación internacional, la ONG trabaja con la diócesis de El Alto, en Bolivia, donde envió 382.000 euros, con la colaboración de multitud de ayuntamientos de la Región, para hacer talleres, aulas, bibliotecas, centros de enseñanza y una industria textil para que sean autosuficientes en un plazo de dos años.

---

Puede interesar también esta reflexión: PINCHA.

No hay comentarios: