domingo, 28 de febrero de 2010

Y al séptimo día descansó

Algo está pasando en este planeta.

Un temblor cincuenta veces más potente que el de Haití sacudió más de la mitad de Chile, Madeira se inunda, un bloque de hielo del tamaño de Luxemburgo se ha desprendido de la Atlántica, y amenaza las corrientes marinas...

Y seguimos sin creer en la importancia de conservar lo creado.

1 comentario:

Isabel Martínez dijo...

Estimado Paco, parece como si todas las catástrofes se hubieran puesto de acuerdo en sucederse con increíble proximidad.
Como bien observas, si no cuidamos nuestro planeta él dejará de cuidarnos a nosotros.
Un saludo y feliz domingo.