domingo, 17 de enero de 2010

Y al séptimo día descansó

Aunque esta semana es imposible descansar. Ha sido terrible, horrible para miles de personas, millones de ellas en Haití.


Y aunque esa catástrofe, por su
magnitud dantesca, arrasa cualquier otra consideración, no puedo olvidar estas noticias:

Informe sobre la situación de los
cristianos en Turquía. (10 de enero)

El recordatorio de los ataques que han sufrido los cristianos en
diferentes partes del mundo, durante la Navidad. (10 de enero).

Violencia anticristiana malaya. (12 de enero).

Actos de
vandalismo en contra del santuario de Fátima.

Destrucción de la
Cruz de Dông Chiêm, en Vietnam.

Falta de
libertad religiosa. (15 de enero).

Y el fariseo de Rodríguez Zapatero, con tal de salir en la foto, acudirá sin pudor ni verguenza al Desayuno de Oración, donde La Familia habla con Dios, Ese que él tanto desprecia (15 de enero).

No hay comentarios: