domingo, 6 de diciembre de 2009

Y al séptimo día descansó


La cruz tiene un doble sentido: religioso y cultural. Como signo religioso es la raíz del cristianismo; la cruz, que fue siempre un instrumento de tormento y de horror, por la muerte de Jesucristo se ha convertido en un instrumento de perdón y de amor a todos, a los amigos y a los enemigos. La cruz es fuente de vida.

No hay comentarios: