domingo, 27 de septiembre de 2009

Y al séptimo día descansó

Sólo hay una cosa peor que un ministro que haya salido de la prostitución intelectual, pero aún no se ha descubierto qué puede ser. (Miguel Ángel de Rus, Putas de fin de siglo)

No hay comentarios: