miércoles, 30 de septiembre de 2009

Rubén Castillo comenta Crepusculario


En su bitácora "Mis libros", Rubén Castillo comenta Crepusculario, mi tercer poemario, y destaca, entre otras cosas:

Francisco J. Illán Vivas, con un lenguaje de apariencia sencilla y con versos cortos y exactos, donde importa más el contenido que el continente, nos va entregando revelaciones parciales de su estado anímico (“No puedo evitar / llorar espinas / de tortura”, p.28) y nos acaba confesando la desolación general que lo zarandeó mientras componía estas páginas (“No hay agua donde beber, / y voy sediento, abrasado / por el polvo del camino, / no hay árbol donde cobijarse / de esta vida que me consume”, p.42). En suma, nos encontramos ante unos versos, negros de tinta y rojos de sangre, que convencerán a más de un lector.


Os invito a leer el comentario completo AQUÍ. Y, por supuesto, a comentarlo, si os apetece.

Publicar un comentario