domingo, 21 de junio de 2009

Y al septimo día descansó

Matar a un hombre es algo muy duro. No sólo le quitas todo lo que tiene. Le quitas todo lo que podría llegar a tener. (William Munny, Sin perdón).

No entiendo a los asesinos de ETA, ¿acaso no son personas? ¿no tienen familia? ¿no sienten nada?
Publicar un comentario