domingo, 31 de mayo de 2009

Y al séptimo día descansó

Paseando ví el otro día a las clases privilegiadas disfrutando de sus privilegiados privilegios. Y, sabéis cual es su gran frustración, que los cambios climáticos, los desastres ecológicos que se avecinan, también afectarán a sus privilegiados privilegios.

6 comentarios:

Eurídice-v dijo...

Es lamentable, pero nuestra inconsciencia hacia el Planeta no parece mejorar. Hemos llegado al punto donde debemos empezar a vivir de otra manera. Aprender a vivir con menos... y sobre todo con menos humos, con menos agentes contaminantes.... respetando nuestro oxígeno, porque todos los días dañamos al Planteta. Cualquier daño que hagamos al Planeta tendrá repercusión sobre nosotros.... y las futuras generaciones no merecen sufrir nuestra inconsciencia. Un saludo.

Perlita dijo...

Perdona, querido Illán, pero ¿a quién llamas privilegiados según tu parecer? Yo me encuentro entre los privilegiados porque, tengo una familia sana (algunos con apuros porque han perdido el trabajo. Es la lucha por la vida),tenemos alegría por lo que con trabajo conseguimos, lo mantenemos y no aspiramos a mucho más; hacemos lo que nos viene en gana y, en nuestros privilegios, contamos con la capacidad de discernir lo que está bien o mal.
Tu mismo eres un privilegiado...
Tengo en casa un cubo de basura con tres departamentos donde no mezclamos residuos de desecho si pueden perjudicar el entorno y cuando miro a otros "privilegiados" en vez de darles un cachete por ser "descuidados", lo que hacemos es invitarles a que miren por el mundo que quieren dejar en herencia a sus descendientes...Hay que abrirles bien los ojos y las "entendederas" que dicen por nuestra tierra. La pedagogía del ejemplo, es siempre mucho mejor que la crítica...
Todo requiere su tiempo y como decía Felipe González, lejos de mi forma de pensar pero con mi reconocimiento a su buen hacer, "sin acritud" se consigue más.
Un abrazo, amigo.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Hola, Perlita.

Esta frase, fue pronunciada en la película "Historias de Filadelfia" con Cary Grant, Katharine Hepburn y James Stewart, entre otros.

Paseaba por un lugar un tanto "privilegiado" de las urbanizaciones de Molina de Segura.

Y en ese momento me vino a la memoria la reunión que riquísimos como Bill Gates, Oprah Winfrey, Ted Turner y otros habían mantenido en Nueva York para "arreglar el mundo".

Esa es la esencia del comentario.

Rosa Cáceres dijo...

Buen juego de palabras, me recurda eso del aguacil aguacilado, el cielo está aborregado y demás. Sin duda, te muesdtras conceptista en esta polisemia de la palabra "privilegiado" que tú, como dominador del idioma tan bien manejas. Admirable.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Gracias, Rosa.

Perlita dijo...

Sabía que la frase me sonaba...He visto Historias de Filadelfia algo así como diez u once veces. No exagero...En contextos distintos, las palabras se aplican con mayor o menor justicia ¿no estás de acuerdo?
La pasada semana me echaron "un chorreo" por echar una bolsa con unos cuantos periódicos en el contenedor de lo orgánico, pero donde debía ponerla estaba hasta los topes y no cabía ni un confeti Casi me pegan...

¡Chao!