domingo, 3 de mayo de 2009

Y al séptimo día descansó

¿Cómo es posible que más de 500.000 borradores de declaración de la renta contengan errores?

¿Por qué el mío, además, no lleva la X donde siempre la pongo?

3 comentarios:

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

¿y el mío? el mío ha desaparecido.
no ha llegado, ni correcto, ni equivocado.
ni con X, ni con S.
¿donde estará mi carro? ¿dónde estará mi carroooooooo? donde quiera que esteeeeeeeeeeé, mi carro es miiiiiiiiiiiiiiiiiio.

Rosa Cáceres dijo...

Grandes incógnitas son esas, amigo mío.

Perlita dijo...

¡Ja, ja,! ¿De verdad?...¡Yo creía que era cosa solo mía! Pero también ocurre algo gracioso de vez en cuando, porque el pasado miércoles ingresaron en la cuenta de mi marido ¡seis mil euros! Tuvimos que avisar y devolverlos...Una pena.
¡Esto de ser honrados!