domingo, 8 de marzo de 2009

Luis Leante y el Ojo Que Todo Lo Ve


Os supongo a todos conocedores de los acontecimientos que ha tenido que vivir Luis Leante en las últimas fechas, caso contrario, os invito a leer la noticia en El País, y que le han llevado a pasar 36 horas en un calabozo por arrancar tres cámaras de vigilancia del instituto de Alicante donde trabaja y, cuyo nombre, el del instituto, no debería pronunciarse, para no hacerle publicidad gratuita a él y a su dirección.

No puedo por menos que estar con Luis Leante, apoyando su lucha por la libertad, por rebelarse contra el Ojo del Gran Hermano de quienes se empeñan en controlar todos los movimientos, algo que quien escribe ha sufrido y que está sufriendo, por desgracia para mis dos compañeros de trabajo, con ellos.

El pasado 23 de enero nuestro jefe, supongo que siguiendo las instrucciones de otro de más arriba, enfocó el domo (cámara de vigilancia) de tal forma que controlase en todo momento, las veinticuatro horas del día, los movimientos que hacíamos desde nuestro puesto de trabajo a cualquier lugar del centro, sin interrupción.

Por eso comprendo a Luis Leante y, por eso, posiblemente, alguno de los tres, llegue el momento que prefiera pasar 36 horas en el calabozo antes de ver su intimidad, su libertad, su albedrío, vigilado por empleados públicos que confunden la Administración con su fábrica o su finca.

Luis Leante es, para quienes sufren el calvario de la persecución, del acoso psicológico en el trabajo, un ejemplo. Y no son pocos los casos:

Ayuntamiento de Murcia.

Servicio de Seguridad de la CARM.

PD: ¿Sabéis la paradoja de esto? Ni los sindicatos a los que se lo hemos comunicado: UGT, CC.OO., CSI.F, STERM; ni al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, ni... hacen el menor caso. O lo aceptas, o no lo aceptas. Y si te rebelas, serás condenado a... ¿36 horas de calabozo?

1 comentario:

STB dijo...

Un rebelde con causa, un valiente que no acepta lo injusto.
Unos pocos como éste y cambiarían muchas cosas en esta sociedad adormecida.