miércoles, 31 de diciembre de 2008

Crepusculario en (el) Ágora

En el número 14 de Ágora, papeles de arte gramático, se publicó una reseña de Crepusculario, mi más reciente libro de versos publicado, que firmaba José Cantabella.

Copio y pego el comentario. Si queréis leer el original, pinchad en el párrafo de arriba, donde está el nombre de la revista:


Francisco Javier Illán Vivas
Crepusculario
Editorial Loto XII- VMPress.
Murcia, diciembre de 2007



La obra de Francisco Javier Illán Vivas (Molina de Segura, 1958) no ha dejado de crecer desde que publicó en el año 2003 su primer libro, un poemario titulado: “Con paso lento” (Editorial Nausicaä), luego le siguió: “La Maldición” (Editorial Nausicaä. 2004), una inquietante novela épica, para después publicar otro poemario: “Dulce amargor” (Ayuntamiento de Molina de Segura. 2005), y ahora, a finales del año 2007 publica: “Crepusculario”, poemario que vamos a reseñar a continuación.

Crepusculario” es sin duda el mejor libro de Illán Vivas hasta la fecha, un poemario en el que el autor conjuga extraordinariamente en sus versos con absoluta emoción y elegancia, reflexiones, experiencias vitales y sentimientos, poemas en los que se logra un gran caudal de voz, metáforas y ricas imágenes, versos donde el poeta se desnuda ante los lectores, mostrando sin disimulos el gran dolor sufrido por hechos biográficos concretos. También otros elementos entran en escena en estos versos, en aquella desnudez del poeta, como son, el amor, la memoria, los recuerdos de la infancia, el paso el tiempo...

Versos con gran cadencia y ritmo, llenos de variadas resonancias musicales, en los que nuestro poeta trata de encontrar a través de un sutil lenguaje, la perfección en cada verso, además, con gran facilidad de recursos; se siente que nuestro autor ha madurado mucho en este aspecto, ya que logra que los lectores entremos en trance al leer la colección de versos.

Versos que a veces parecen estar escritos bajo el entusiasmo de la propia inteligencia, y la fascinación de un conocimiento que se revela insaciable, versos en los que otras veces se confunde lo vivido con lo escrito, siempre tratando de explicarse aquellos momentos de luces y sombras vividos por el poeta, por el ser humano, vislumbrando así sus miserias y grandezas. En definitiva este es un poemario en el que nuestro autor, sabio y conocedor del mundo que habita, desmonta lo convencional con la mejor arma posible: la sencillez, lo que da muestras claras de esa plenitud que vive Francisco Javier Illán Vivas, periodista literario, narrador, poeta, un autor que sin duda dará mucho que hablar en el panorama literario murciano y fuera de él.

2 comentarios:

Lugareño dijo...

Amigo Paco, te deseo un FELIZ AÑO NUEVO.

Mis mejores deseos para ti y tu familia. Y un abrazo.
Desde mi "lugar" de la Huerta.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Gracias, Lugareño.