lunes, 29 de septiembre de 2008

¿Políticamente incorrecto?

Leo un interesante artículo en El País, que me hace pensar en lo poco defensores de los valores que tenemos en Europa, donde cualquiera (si exceptuamos el caso del que se habla aquí) puede ocupar cualquier cargo, puesto, etc. Mientras en cientos de países eso es imposible. ¿Puede un anglicano ser primer ministro- o su equivalente- en Irán, Iraq, Arabia, La India, ...? ¿Y un católico? ¿Puede un musulmán, o un hindú, ser primer ministro en España, en Francia, en...? Sé que preguntar estas cosas no es políticamente correcto, pero esta noticia me ha motivado a no ser, una vez más, políticamente correcto.

Esta noticia y
ÉSTA.

¿Es posible que algún día se siente algún católico en el trono de Isabel II? Quizá sí, de acuerdo con los planes que, según el diario The Guardian, maneja el Gobierno británico. Es un proyecto aún embrionario y condicionado a que el Partido Laborista siga gobernando en la próxima legislatura, pero los consejeros en asuntos constitucionales del primer ministro, Gordon Brown, están estudiando una propuesta para eliminar el veto que pesa desde hace 300 años sobre los católicos y eliminar también la actual preferencia dinástica por los hombres en perjuicio de las mujeres.

La Ley de Derechos de 1688, la Ley de Sucesión de 1701 y la Ley de Unión de 1707 excluyen del trono a los católicos, a sus cónyuges y a quienes se casen con un católico. La ley incluso obliga al monarca a rechazar el catolicismo en una declaración ante el Parlamento. Ni que decir tiene que el catolicismo no es la única religión excluida de la línea sucesoria de la monarquía. Sólo los anglicanos pueden reinar, lo que excluye también a judíos, musulmanes, budistas, etcétera. Y no parece que el cambio legislativo que ahora se estudia vaya a ser tan inclusivo como para aceptar a un no cristiano al frente de la monarquía británica.

Leed el resto de la noticia AQUÍ.

1 comentario:

angel almela dijo...

¡Y por qué no!...Lo políticamente incorrecto puede dejar de serlo en poco tiempo, y de eso hay testimonios en la Historia de la Humanidad, porque al final todo queda en eso, en decisones humanas, y ya sabemos que alguna cosa no tendremos, pero desdedirnos de lo dicho o quemar antiguos símbolos, nos va.
SOMOS EL TIEMPO. SOMOS HUMANOS
Somos el tiempo